domingo, 25 de octubre de 2020

¿Te acuerdas de René Higuita?

 

- ¿Quién quiere olvidarse de uno de los mejores porteros que nos ha dado el fútbol?. No posee un Balón de Oro como Lev Yashin, y ni siquiera ganó un Mundial como Bodo Illgner en su época, pero sin duda ha sido uno de los hombres más reconocidos e idolatrados por aquel entonces.
Yo soy uno de sus fieles admiradores, un enamorado del fútbol que no puede evitar esbozar una sonrisa cuando recuerda que hasta el mismísimo Diego Armando Maradona se rindió a su mítico "escorpión", aunque fuera en un partido homenaje.

Tres Copas de América y el Mundial de Italia 90 fueron los grandes eventos que Higuita pudo competir con la selección colombiana, un combinado que desde luego mereció mucho más en aquellas décadas en las que contaban con grandes jugadores.

- José René Higuita Zapata fue uno de aquellos grandes "cafeteros" que tanto nos entusiasmaron. Por suerte le vimos jugar en la Liga Española con el Valladolid, aunque no tuvo la suerte esperada en su primera y única aventura por el viejo continente.
Nació el 27 de agosto de 1966 en la mismísima ciudad de Medellín (Colombia). Inconfundibles eran sus estiradas como su imagen, con su inseparable mostacho y esas melenas rizadas que siempre ondeaban al viento. Tan espectacular era Higuita como su forma de vivir el fútbol, muy a la altura de otros grandes guardametas latinos como el paraguayo José Luis Chilavert o el mejicano Jorge Campos. Éstos también eran goleadores, y es que "El Loco" hizo 41 tantos a lo largo de su carrera.
Todos sabemos que también le apodaban "Escorpión", por esa espectacular maniobra de su propia marca con la que sabía detener los tiros de sus rivales. En el histórico estadio de Wembley dejó constancia de ello, cuando Higuita se elevó sobre el aire para responder al centro-chut de Jamie Redknapp con ese estiloso taconazo aéreo que dejó boquiabierto a todo el mundo. René era capaz de dar espectáculo ante una escuadra tan poderosa como la inglesa. Eso sí, sus arriesgadas acciones a veces acarreaban más de un disgusto al equipo. Aquel fútbol tenía esas cosas, pues mientras Hugo Sánchez realizaba ese acrobático remate para hacer goles, Higuita lo empleaba para evitarlos. 

El fútbol tiene estas grandezas, las que por fortuna hemos podido disfrutar los grandes aficionados de aquellos mágicos años de los noventa. Pero René ya jugaba al fútbol mucho antes, pues en los inicios de la década anterior ya jugaba para el equipo juvenil de Millonarios. Así inició una vida deportiva de más de cuarenta años.

Se ganó una buena fama en el fútbol colombiano con el conjunto de Bogotá y con el Atlético Nacional, equipo de su ciudad natal para el que jugaría entre 1986 y 1991 coincidiendo con su primer y único reto mundialista. 
Esa reputación le permitiría contar con buenas ofertas para abandonar su querida Colombia en busca de nuevas oportunidades por el fútbol europeo. Lejos de contar con ofertas de los grandes clubes españoles, René Higuita aceptaría plantarse en tierras del Pisuerga para fichar por el Real Valladolid en el verano de 1991.

En el club vallisoletano contaría con el respaldo del gran "Pacho" Maturana, así como con la presencia de otros compatriotas -distinguidos cracks del fútbol colombiano- como Leonel Álvarez y Carlos Valderrama.

Debutó en una de las más prestigiosas ligas del planeta, jugando su primer partido en la Liga Española el primer día de septiembre de 1991. Fue en Zorrilla, ante la visita del Sporting de Gijón, que solamente tendría que batir a Higuita una vez para llevarse los puntos a casa (0-1).
Lo cierto es que el cancerbero colombiano no tuvo suerte por España, donde no pudo ofrecernos su versión goleadora y ese evidente nivel bajo palos al que nos acostumbró durante toda su carrera. En Valladolid duraría medio año.

Quince fueron sus apariciones en la Primera División española, la cual abandonó el Valladolid tras un nefasto año pese a la gran plantilla con la que contaba. Higuita volvería al Atlético Nacional con más pena que gloria.

Higuita y su famoso "Escorpión" con el que sorprendió a todo el mundo en Wembley.

- René continuó con una larga carrera deportiva que pasó por clubes como los Tiburones Rojos de Veracruz, Independiente Medellín, Real Cartagena, Atlético Junior, Deportivo Pereira, Aucas, Guaros y Deportivo Rionegro.
Finalizó su trayectoria deportiva a los 43 años como miembro del Deportivo Pereira, habiendo dejado en el recuerdo un último "escorpión" que quedó entre leyendas como homenaje a Maradona. Fue un día grande para el balompié.

Son 68 partidos y 3 goles los que adornan la experiencia internacional de René Higuita, uno de los porteros más especiales que he disfrutado. No hubo justicia para él, ya que disputó los torneos de la Copa América 1987, 1989 y 1991, mas el Mundial de Italia 90, sin la merecida gloria de alzar un trofeo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

De cerca: Lamine Yamal.

- Es la sensación de la Euro 2024, un auténtico diamante en bruto que goza de la confianza de Luis De la Fuente , el seleccionador español. ...